Cómo hacer la maleta perfecta

Como hacer la maleta perfecta

Al viajar o pasar más de un día fuera del hogar, una de las grandes preocupaciones que aparecen al instante de tomar esta decisión es cómo hacer la maleta perfecta. Tranquilo, no es una tarea difícil, pero hay que tomar algunas medidas para no olvidarse de ningún detalle importante.

A continuación, te detallamos una lista de recomendaciones para que no eches nada en falta durante tu viaje y optimices cada kilo que pese tu equipaje.

Una maleta para cada viaje

  • ¿Cuántos días estarás fuera de casa?
  • ¿Qué tipo de vacaciones serán? ¿Relax o aventura?
  • ¿Te quedarás muchos días en un lugar o por el contrario harás pequeñas paradas moviéndote por varias ciudades?
  • ¿Qué temperaturas hará en tu lugar de destino?
  • ¿Clima seco o húmedo?
  • ¿Estarás en zonas urbanas o agrestes?
  • ¿Crees que tendrás disponible una lavandería cerca o necesitarás lavar la ropa tú mismo?

Si eres capaz de contestar todas estas preguntas, ya tienes la mitad del trabajo hecho. Antes de ponerte a llenar la maleta o la mochila de ropa, define los detalles de tu viaje. De esta forma podrás calcular la cantidad de ropa que necesitarás y de qué tipo. No es lo mismo llevar prendas de verano que suelen ser más pequeñas, a las de invierno, que normalmente ocupan mucho lugar. Piensa en lo que ocupan un pareo y un bikini en comparación con un parka de North Face. Así mismo el tipo de viaje influye mucho, no todos los destinos que se realizan en Julio y Agosto acaban en la playa. Piensa en destinos como Suecia o Islandia, donde a pesar de ser verano es necesario llevar pantalones largo para los mosquitos; o Perú donde es invierno y estación seca en pleno Julio y Agosto.

Para comenzar elige: ¿Maleta o mochila? Si ya has contestado a todas las preguntas iniciales, ya debes tener claro el tipo de viaje que vas a realizar. Abre tu maleta o mochila encima de la cama y ármate de un cuarderno y un bolígrafo.

Antes de guardar nada, necesitas tener una estrategia mental de tus necesidades durante el viaje.

Consejos para hacer la maleta perfecta

©-Tyler Olson en Fotolia

Utiliza muestras de cosmética para ahorrar espacio

Al hacer una maleta, el espacio es el mayor inconveniente. Si se ponen objetos grandes, no entrará todo. Y si se hace lo contrario, se dejan cosas importantes. Una buena manera para tener todo lo necesario es contar con muestras. En el caso de cremas o colonias, tener productos de tamaño pequeño ayudará.

Puedes utilizar dos trucos:

  1. Rellenar pequeños botes de plástico con tus cosméticos favoritos: Champú, gel, crema hidrantante, etc.
  2. Usar muestras, seguro que tienes algunas acumuladas en bolsas de aseo.

En caso de que prefieras la opción de los botes de plástico, asegúrate de que no pierden líquidos y que cierran correctamente. Un mini test en el lavabo del cuarto de baño antes del viaje nos evitará sorpresas desagradables. A nadie le gusta abrir la maleta en el hotel y descubrir que tiene toda la ropa llena de champú.

Los botes los puedes adquirir en tiendas como Tiger, Kiko o Muji. Siempre tienen sets de viaje para rellenar al gusto en casa.

Si prefieres darle uso a tus muestras, divídelas por tipo: hidrantantes, baño, tratamientos, perfumes, etc y agrúpalas con una pinza en el neceser. Esto te permitirá saber exactamente cuál es el grupo de muestras que buscas dependiendo del producto que necesites.

Elimina los “por si acasos”

Planificar está muy bien, nos permite plantear posibles escenarios y cómo solucionar cada problema que se presente. Sin embargo un exceso de previsión puede llevarnos a llenar la maleta de objetos y productos innecesarios, ¿realmente necesitas dos chaquetas? ¿De verdad consideras que vas a ser capaz de usar todos esos pares de zapatos en un fin de semana? Planifica con cabeza y sentido común.

Un truco para evitar llevar ropa de más es buscar prendas con colores y estilos combinables, así no necesitarás llevarte diferentes prendas dependiendo de los looks. Si no sólo aquellas que puedas combinar de distintas maneras.

En la selva no hay farmacias

Efectivamente, hay determinados lugares más extremos en los que te será difícil encontrar paracetamol, un antimosquitos o una crema desinfectante. Si vas a viajar al desierto, a la profundida de la selva o a la Antártida y crees que no vas a pasar antes de tu destino por ninguna ciudad principal, entonces adelante. Puedes hacer un pequeño botiquín con lo básico y sumarlo a la maleta.

Si no es así, actúa con cabeza y mide los medicamentos que te vas a llevar contigo. En la mayoría de los casos no necesitarás ni la mitad de ellos. Y en el caso de que necesites alguno de ellos, seguro que encuentras un semejante en tu país de destino.

Sólo si eres diabético o necesitas un medicamente concreto de forma periódica, te recomendamos que lo añadas a la maleta como un básico esencial.

El orden en la maleta, jugando al Tetris con los zapatos y la bolsa de aseo

Otra de las técnicas que no se deben omitir es la de poner cada par de zapatos en bolsas distintas. Incluso, dentro de cada zapato se debe poner accesorios como las medias o la ropa interior para ganar aún más lugar. También es importante recordar que en el mismo viaje ya llevas puestos  un par de zapatos. Lleva siempre un par cómodo y otro un poco más formal.

Intenta que la ropa que llevas puesta en el viaje sea la más pesada o la que más ocupa en la maleta, eso dejará espacio libre.

¿En qué orden se ponen las cosas?

Al hacer una maleta perfecta, se debe saber que todo tiene un orden. Nada es porque sí. Sabiendo esto, las camisas y camisetas deben ser lo último en poner. Estas prendas suelen estar planchadas y no pueden estar debajo de todo. A su vez, esta ropa debe estar enrollada para que ocupe menos lugar y para que al estirarlas parezcan recién planchadas.

No hay que dejar ningún espacio vacío. En cada prenda o lugar que se forme en la maleta hay que poner accesorios u otros artículos. Pueden ser los cargadores del teléfono o el notebook, guantes o gafas.

La magia de la bolsa vacía

Aunque parezca un detalle exagerado, el llevar una bolsa vacía será de mucha utilidad. Allí se pondrá todo lo que se ensucie en el viaje o se puede usar en caso de emergencia durante el mismo. Nuestra recomendación es que lleves varias bolsas de plástico tipo Zip, te servirán para aislar cosas que deban estar secas: documentación, libros, aparatos electrónicos, etc. O bien aislar productos con probabilidad de quedarse mojados, como los botes de la bolsa de aseo.

Además una bolsa de tela como la que regalan ahora en todas las campañas de publicidad, te vendrá bien para la ropa sucia, los zapatos o bien para bolso de mano en el avión. Ahí podrás llevar libro, Tablet o lo básico para hacer tu viaje de muchas horas lo más agradable posible.

Recomendaciones para viajar en avión

La ropa que lleves en cabina debe ser cómoda, evita vaqueros y medias y opta por pantalones tipo Dockers, más holgados que los vaqueros normales o bien ropa más deportiva. Tu circulación y tu comodidad te lo agradecerán al final del viaje. En el caso de las mujeres, unas mallas o leggins y una sudadera, pueden ser el look perfecto para varias horas de avión.

Lleva un par de calcetines en el bolso o mochila y no tengas miedo a descalzarte.

En los pies se centra gran parte de nuestra circulación, tienen que ir calientes para poder dormir, pero también holgados, sin calzado apretado.

Los viajeros habituales de avión saben que el truco está en viajar cómodo para llegar descansado a destino, por lo que no sacrifiques la comodidad por el estilo.

Esperamos que todos estos consejos te sean útiles en tus próximos viajes. Recuerda que si reservas tus hoteles y aviones en Privilegios en Compras, puedes conseguir reembolsos del 10% del importe de tu compra.

Buen Viaje!

© “Privilegios en Compras el blog” está editado y pertenece a Webloyalty International Sàrl , con un capital de 100.000 francos suizos, cuya sede se encuentra en el 23 route de Crassier (Business Park Terre Bonne, Bâtiment A3), 1262 Eysins, Suiza, registro del comercio (RC) de Vaud CHE-344.043.246.
Términos y Condiciones